Antropología, patrimonio, turismo

La antropología, dada su utilidad en la valoración que da a la diferencia cultural, es utilizada con facilitad en procesos de incorporación global de personas y conocimientos que por diversas razones han permanecido al margen de la cultura masificada.

La antropología ejerce un papel utilitario al resaltar elementos culturales que desde el marco de la valoración patrimonial deben ser protegidos del cambio y preservados para las generaciones futuras. Protección que se da en medio de un sistema económico que ve como solución para su preservación la incorporación de la cultura al mercado global, es decir la posibilidad de ser consumida.

Así, las comunidades son incluidas como prestadoras de servicios en el sector terciario de la economía y los espacios territoriales son organizados, reglamentados y controlados creando corredores que permitan el fácil mercadeo de bienes y servicios culturales.

Un caso particular es el turismo, que se surte hoy en día de procesos de valoración patrimonial que avalan y promocionan cultura y ambiente como interesantes destinos turísticos en los cuales los turistas pueden consumir por algunos días bienes, servicios y paisajes siendo atendidos por los habitantes locales que desempeñan en su mayoría trabajos menores o ventas no formales. La experiencia es guiada por operadores externos a través de corredores demarcados que aseguran el control del espacio donde se ejerce la actividad turística.

Deja un comentario