Grupos de afinidad para hacer red

El sistema social estructura un orden para las personas: se ubican en espacios que definen prohibiciones y posibilidades. A los niños se les da un lugar para estar y desde entonces se categoriza y clasifica al individuo al inscribirlo en una serie de variables que lo determinan: grupo de edad, por sexo, de acuerdo a sus habilidades y carencias, por su profesión, en relación a la cultura. Compartimentos rotulados que se suceden unos a otros en una secuencia que se comprende lógica, que se hace natural.

destacada_post_02

Los grupos sociales se construyen para reiterar un orden social. Un orden entre muchos que no es ni natural ni absoluto. Comprender que las dinámicas del orden pueden ser diferentes permiten asumir estrategias propias para aprender el mundo. Para ello vale mencionar a Collin Ward quien (aquí) recoge las ideas acerca de la necesidad de realizar asociaciones voluntarias, funcionales, temporales y pequeñas, donde es fundamental el deseo y decisión de participar de un grupo para que este tenga sentido. Las asociaciones se definen en lapsos temporales finitos delimitados por su funcionalidad y no por el interés de su permanencia. Lo efimero es deseable. Desde esta perspectiva se articulan grupos pequeños donde los participantes puedan siempre hablarse directamente sin necesidad de intermediarios, evitando radicalmente la burocracia. Así, se da lugar al orden espontáneo donde a partir de unas necesidades comunes, un grupo de personas buscan estrategias para, mediante ensayo y error, por medio de experimentos fallidos e intentos creativos, organizar un cierto orden que responda a las condiciones particulares y especificas de ese grupo en ese momento dado.

El objetivo es una agrupación de mutuo apoyo donde no existe una relación jerárquica e impositiva y que no parte de un deber ser/estar sino que aprovecha tanto la libre vinculación como el libre abandono. De este ir y venir, pero también de la permanencia, es posible generar un espacio de interacción creativa, voluntaria y abierta, que permita el oficio individual y de paso, el conjunto.

Deja un comentario